Macetas

 

tierra-organicajpg

 

Subo a la terraza para regar las plantas

tan lejos del celeste perfecto.

Hundo las manos en la tierra.

Los dedos húmedos, las uñas sucias,

entre yuyos y gusanos.

Tiemblo al rozar las raíces.

Los sentimientos brotan de un terreno opaco

conducidos por el tallo hasta las hojas,

que bailan al compás del viento

bajo las nubes siempre correctas.

Saben que en las macetas se esconde

una verdad más profunda

que todas las promesas encadenadas al cielo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s